Cuidemos Nuestros animales




Animales Salvajes



Cuando se habla de animales salvajes todos tenemos la impresion de que son animales peligrosos.Pensamos en leones en la selva, osos, tigres, etc. Pero no todos los animales salvajes son peligrosos. De hecho, todos los animales fueron salvajes alguna vez. Los gatos, los perros, los caballos... todos eran animales salvajes antes de ser domesticados por el hombre. Todavia quedan especies de caballos salvajes en el mundo y no por ello son peligrosos para el hombre.

Los animales salvajes son sencillamente animales que viven en la naturaleza y que sobreviven por sus propios medios: cazando, pescando o comiendo vegetales.El termino de animal salvaje poco tiene que ver con la primera impresion que nos viene a la cabeza al pensar en ellos.

Los animales carnivoros segun la especie pueden llegar a ser animales salvajes peligrosos para el hombre. El oso, por ejemplo puede matar a un hombre;Pero seguramente será para proteger a sus pequeños o para protegerse,no para alimentarse. Raramente el hombre es una presa ansiada por este tipo de depredadores, La mayoria de los ataques de animales salvajes al hombre son para defenderse, creyendose estos en peligro.



Existen ciertos animales salvajes que nos parecen menos peligrosos y pueden llegar a ser mas indeseables para el hombre, como es el caso de las mofetas, por ejemplo.



Los animales salvajes deben luchar por y para sobrevivir y la supervivencia los lleva a veces a cazar animales domésticos. El zorro es un animal temido en las granjas ya que ataca a las gallinas y a otros animales que son fáciles de capturar; pero esto sucede por el hecho de estar en jaulas y no tienen muchas opciones para salvarse.


Los animales salvajes son curiosos y como nos puede suceder a nosotros, se intrigan por lo que es nuevo para ellos y muchas veces puede suceder que al ver un humano por primera vez, Sus reacciones sean imprevisibles, pero en general un animal salvaje busca protegerse y esconderse cuando se encuentre ante algo desconocido.

Sin embargo debemos tener en cuenta algunas precausiones



Los trabajadores de California en el campo o en sitios remotos a veces se encuentran venados, pumas, coyotes, mapaches u osos en su trabajo. Para su propia protección y seguridad en caso de toparse con un animal salvaje, es importante entender el comportamiento de dichos animales y saber cómo responder correctamente.

Los animales salvajes generalmente evitan el contacto con las personas, pero si usted se encuentra un animal salvaje, guarde distancia. No trate de darle comida, atrapar o acariciar a un animal salvaje. Nunca se acerque a las crías ni a las madres con crías; la respuesta de protección de la madre puede ser muy feroz. Reporte los animales lesionados o agresivos a las autoridades; no trate de ayudar a un animal lesionado. Si un animal lesionado se le acerca, aléjese lentamente.

Los pumas raramente se ven, pero en algunos casos han atacado a personas. Si usted se encuentra un puma, no corra. Mantenga la calma y no se mueva, o retroceda lentamente. Convenza al animal que usted no es presa y que puede ser peligroso. Déle la cara al puma y trate de hacerse lo más grande posible estando de pie con los brazos alzados. Si el puma actúa de forma agresiva, mueva los brazos y grite. Agarre un palo o tírele objetos al puma. Si el puma lo ataca, defiéndase.

Los osos tratan de evitar el contacto con las personas, pero si se encuentra uno, haga el mayor ruido posible. Nunca acorrale a un oso. Si el oso se siente acorralado, puede tornarse agresivo. Para evitar atraer a animales hambrientos, no lleve comestibles, no tenga comida cerca de usted y no deje comida en su vehículo abierto.

Normalmente los coyotes y venados no son peligro para las personas. No se les acerque ni trate de darles comida. Cuando conduzca observe los avisos de cruce de venados. Ajuste su velocidad según la distancia visible en el camino. Si ve un venado cruzar el camino, espere a los demás porque generalmente se desplazan en grupos. Si no puede evitar golpear a un venado u otro animal con su vehículo, es mejor golpearlo que correr el riesgo de patinar y salirse de la carretera, caer a una cuneta o precipitarse contra otro vehículo o un árbol.

Un encuentro con un animal salvaje puede exponerlo a la rabia, una enfermedad que causa la inflamación del cerebro y la muerte. Debido a que el virus que causa esta enfermedad está presente en la saliva de los animales, una mordida o una lamida de un animal infectado puede ser seria. Los animales infectados pueden no presentar aún los síntomas de la rabia, tales como echar espuma por la boca. Pueden actuar de forma agresiva o inusual, como por ejemplo animales nocturnos activos durante el día.

Evitar el contacto con los animales es la mejor manera de prevenir la rabia, pero si un animal salvaje lo muerde, lo araña o lo lame, lávese el área afectada de inmediato con agua y jabón. Si es posible y seguro, trate de atrapar al animal para hacerle análisis. Procure asistencia médica de inmediato. Si usted entra en contacto con animales salvajes frecuentemente, existen vacunas contra la rabia.


Algunos Animales Salvajes
Reptiles

La Cobra

Nombre común de ciertas especies de una familia de serpientes venenosas, conocidas por su aspecto intimidante y su picadura mortal. Es fácil reconocerlas por una especie de caperuza que despliegan cuando están irritadas o se sienten amenazadas, que se forma por extensión de las costillas de la parte trasera de su cabeza. Estos reptiles viven en Filipinas, el sur de Asia y África.


Cocodrilos

Los reptiles del orden Crocodilios aparecieron por primera vez hace unos 200 millones de años y se cree que constituyen un vestigio de la gran era de los reptiles. Sus antecesores vivían originalmente en tierra y tenían una constitución ligera, pero pronto se diversificaron en formas acuáticas y anfibias. A excepción de los aligatores, los Crocodilios viven en áreas tropicales y subtropicales del mundo. Las especies modernas son anfibias y pasan buena parte de su vida en el agua, donde nadan con movimientos rítmicos de la cola. En ocasiones, ésta les sirve para capturar a sus presas, arrastrándolas desde aguas poco profundas hasta zonas de mayor calado, donde pueden devorarlas con mayor facilidad.



Aves

Los Loros

Los loros tienen el pico curvo, fuerte y ganchudo. Las alas suelen ser cortas, redondeadas, pero la cola puede ser bastante larga. Algunas especies, como el kakapo de Nueva Zelanda, han perdido la facultad de volar (véase Aves no voladoras). Los dedos de las patas presentan una disposición zigodáctila, es decir, dos dirigidos hacia adelante y dos hacia atrás.

Búhos

Los grandes ojos de los búhos (más pequeños en las lechuzas) están dirigidos hacia adelante, e incorporados en una cápsula ósea que les da una limitada capacidad de movimiento. Los búhos tienen que girar toda la cabeza para mirar a los lados, aunque el movimiento se ve facilitado por un cuello relativamente largo y flexible, que les permite girar la cabeza hasta 270 grados. La mayor parte de los búhos tienen los ojos rodeados por un disco facial de plumas rígidas que dan la impresión que tienen cejas. Dado que pocos búhos capturan sus presas a plena luz del día, su oído es especialmente importante. Muchos búhos tienen el cráneo asimétrico, con las aberturas auriculares a diferentes alturas; esto les permite localizar a sus presas por los ruidos que producen.



Insectos

La Araña

La estructura corporal de la araña es similar a la de otros arácnidos en el sentido de que está formada por un cefalotórax anterior (delantero), o prosoma, y un abdomen posterior, u opistosoma. Las dos partes están separadas por un delgado tallo o pedicelo que da al animal la flexibilidad necesaria para hacer uso de la seda que segrega. En el cefalotórax suele haber cuatro pares de ojos simples que tienden a ser más grandes en las arañas cazadoras y más pequeños en las que tejen telas elaboradas.

Abeja

Como las avispas, la mayoría de las abejas hembra tienen aguijón funcional. Presentan un aguijón recto y provisto de pequeños dientes microscópicos de manera que, cuando lo introducen en su presa, queda fuertemente anclado al cuerpo de su víctima. Al intentar sacarlo, la abeja se desgarra parte del abdomen y muere al poco tiempo. Al contrario que las avispas, no obstante, dependen del polen como fuente de proteínas y del néctar de las flores como fuente de energía. Las hembras adultas recogen polen sobre todo para alimentar a sus larvas, aunque los adultos también se alimentan de él y del néctar.



Peces

El tiburon

Los tiburones son peces versátiles y tienen sentidos muy agudos; muchas de sus especies son capaces de cazar y devorar a casi cualquier otro animal marino, tanto en mares profundos como en mares poco profundos. Estos dos rasgos explican su larga historia evolutiva; muchas de las especies de tiburones de nuestros días son muy similares a especies que nadaban en los mares del cretácico, hace más de 100 millones de años. Muestran también una gran variabilidad en lo que se refiere a su comportamiento y a su tamaño. El tiburón ballena es el tiburón más grande, y también el pez más grande de todos los mares; alcanza los 15 m de longitud. Hay especies por el contrario que miden menos de 50 cm de largo.



Mamíferos

El Tigre

Se trata del mamífero felino más grande del reino animal, aunque según a la especie que pertenezca puede variar su peso y tamaño. A modo general, los machos pueden llegar a pesar entre 100 y 300 Kg y, tener una longitud de 100cm a 335. Las hembras, en cambio, marcan un peso de 85 a 165 Kg. La especie que presenta mayores dimensiones son los tigres Amur. Su excelente pelaje pasa desde tonos anaranjados, marrones o leonado, con la parte ventral blanquecina.

El Elefante

Este gran mamífero se puede encontrar en la sabana africana, en le bosque africano o en Asia, dando lugar a tres diferentes especies. Han existido otras especies, como el mamut, pero ya están extinguidas. Un macho puede pesar hasta 7.500 Kg y son bastante longevos, pueden llegar a cumplir los 60 años.

En esta última década su población se está recuperando poco a poco del abuso que el ser humano hizo con el mamífero terrestre más grande. A su gran tamaño le acompaña su trompa, su órgano nasal prolongado, dotado de fuertes músculos que le permiten coger objetos, comida, refrescarse con agua, etcétera.

De la mandíbula superior le salen dos grandes colmillos de marfil, motivo por el cual se han visto brutalmente sacrificados para comercializarlos de forma ilegal. Generalmente, miden un metro pero se han encontrado ejemplares con colmillos de hasta 3 metros. Se caracterizan por sus grandes orejas; su forma y tamaño permiten hacer la función termorreguladora, reduciendo la temperatura de la sangre. Su alimentación se constituye básicamente de arbustos, cortezas de árboles y hierbas, necesitando una cantidad de hasta 200 kg diarios por elefante adulto.

El chimpancé

El chimpancé es un simio que guarda muchas similitudes con el ser humano, millones de años atrás la rama evolutiva se diferenció de la nuestra, por lo que compartimos hasta un 96 por ciento de ADN. Se localiza en zonas tropicales de selva así como en las sabanas del centro y occidente de África, anteriormente su hábitat era mucho más extenso.

Los machos suelen medir un poco más de 1,50 centímetros, las hembras cerca del 1,30 cm y pesan entre 40 y 70 kg respectivamente. Poseen una fuerza física mayor que los humanos, aún teniendo un peso inferior, además de ser verdaderos acróbatas y trepadores.